Un punto negro en la lejanía

Instalación, 2023

Un punto negro en la lejanía es un proyecto instalativo desarrollado a partir de una investigación en el monte nativo José Ñudo, ubicado entre los departamentos San Martín y San Jerónimo, Santa Fe. Antigüo territorio Guaycurú, se encontraba en cercanías al camino real hacia el Alto Perú por lo que fue un lugar de tráfico y comercio. Según relata el viajero inglés Alexander Caldcleugh allí existió un fuerte utilizado por Estanislao López durante la guerra civil. Único monte nativo de la región, fue un espacio en disputa por la posibilidad de acceder a la madera, al alimento y al agua. 

Dadas las características de los suelos, el monte ha podido preservarse frente a los avances de la producción agrícola de la zona. Por eso, hoy es habitado por cientos de especies de animales, en peligro ante las quemas constantes de estos espacios.

La instalación brinda indicios está construida entre dos momentos, entre un futuro apocalíptico para el monte y la reconstrucción y disputa por su historia. La instalación recupera miradas animales – no horizontales – que desarticulan la mirada europea, desanda los caminos coloniales, recupera rastros animales y brinda indicios para proponer otra historia.